Si Se Puede Foundation

Alberto Esparza es muy conocido en la comunidad de Chandler por proveer décadas de actividades extra-escolares gratuitas. Él empezó su Fundación Si Se Puede para ofrecer ayudar a los niños a realizar sus tareas escolares además de organizar grupos de soccer y baile folclórico para niños de escasos recursos. Pero 10 años atrás, la organización empezó a incluir otras actividades que dieron a sus miembros una ventaja competitiva.

Si Se Puede Foundation empezó a diseminar el evangelio de STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés) organizando retos de robótica para estudiantes a través de su participación en FIST Lego League and FIRST  Robotic Competition. El éxito STEM siguió, y la organización ha expandido sus esfuerzos ofreciendo sesiones de matemáticas, álgebra, cálculo los sábados, además de organizar la competencia de robots bajo el agua llamada SeaPerch

Su equipo de robótica de High School llamado “The Binary Bots,” construyó un robot para participar en la competencia de FIRST Robotics  (FRC) y realiza sus juntas en el sitio de tecnología TechShop de Chandler. En todos los proyectos de robótica, los estudiantes participan diseñando, construyendo y probando robots funcionales (los más jovencitos con legos, y los mayores construyendo partes de metal y otros materiales).

“Queremos crear una línea de estudiantes interesados en STEM que los lleva desde Lego Robotics a SeaPearch  y FRC, donde les daremos Fuertes habilidades y preparación para acceder a carreras técnicas, de ingeniería y ciencia”, dice Esparza.

Si Se Puede Foundation también ofrece el programa de Becarios, the Scholars Program, donde da a los estudiante de high school talleres en cómo prepararse para los estudios superiores, mejorar sus calificaciones, buscar y solicitar becas. La fundación esta actualmente expandiendo sus actividades a vecindarios de bajos ingresos en el área del sur de Phoenix y colaborando con el colegio comunitario South Mountain Community College.

“Queremos dar a nuestros estudiantes el amor por la educación y la inspiración de servir a su comunidad”, dice  Esparza.