Archivos de Arpaio

Testigos Torpedean la Historia Official de Arpaio

segurawang
Los buenos. Los abogados Segura y Wang. Foto credito: Stephen Lemons/ New Times
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

El abogado de Sheriff Joe Arpaio, John Masterson, replicó una táctica del legendario entrenador de baloncesto de la Universidad de Carolina del Norte, Dean Smith, el  miércoles, haciendo la versión legal de las cuatro esquinas y robándoles tiempo a los demandantes en las audiencias de desacato a la corte del Alguacil Joe Arpaio.

Mientras que la abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles – ACLU- Cecillia Wang estaba sentada, lista para lanzarse contra la presa, el capitán del MCSO Steve Bailey, el abogado Masterson le pidió a Bailey de relatar cada detalle de su carrera con excepción de trabajos que haya realizado como niño. Esto, mientras que Bailey estaba en el estrado enfrente del Juez Federal G. Murray Snow.

Verás, la abogada Wang es una experta en cerrar declaraciones. Más de un testigo ha sido golpeado hasta la sumisión por ella después de desviarse de las declaraciones anteriores durante la intensión de “redirigir” las declaraciones, cuando el lado opuesto consigue una oportunidad de igualar el marcador con quien está testificando.

Bajo el interrogatorio de la abogada, el testimonio de Bailey en la segunda mitad del día fue más perjudicial para Arpaio que la del detective Brian Mackiewicz por la mañana.

Bailey quien es un ex jefe de la División de Investigaciones Especiales de MCSO y, después de eso, de la Oficina de Normas Profesionales, ofreció una evaluación negativa de la operación de Seattle, explicando cómo se negó a firmar en los pagos al informante confidencial de Arpaio, Dennis Montgomery, porque pensaba se trataba de un uso indebido de los fondos estatales RICO.

El capitán de voz suave, también cavó un hoyo profundo para la abogada Arpaio, Michele Iafrate, quien ha estado en la banca de substitutos en el juicio desde que el abogado Masterson asumió el papel principal en septiembre.

Durante el interrogatorio inicial de la abogada Wang, Bailey describió cómo – a pesar de las órdenes del Juez Snow de cooperar con el monitor de la corte y entregar todos las identificaciones confiscadas – Bailey actuó “bajo consejo de su abogado,”  engañando intencionalmente a miembros del equipo de la monitoreo durante una reunión el 20 de julio.

Aunque todavía jefe del PSB, Bailey y su jefe, el Jefe Adjunto Jerry Sheridan, se le había hecho de su conocimiento la existencia de 1,500 identificaciones que de repente se habían aparecido en posesión de un sargento Knapp.

El descubrimiento de las identificaciones inició una investigación de asuntos internos, pero Sheridan la detuvo con el pretexto de pedir consejo legal a la abogada Iafrate para evaluar si las este descubrimiento “estaba sujeto a las órdenes anteriores del Juez Snow”.

En una reunión del personal del MCSO antes de la visita del monitor, que se conoce como una “reunión de ensayo,” las 1,500 identificaciones se pusieron en una mesa en un enorme bolsa de plástico transparente, donde se puso de manifiesto que algunas de las identificaciones eran de miembros de la “clase demandante” en el caso de los derechos civiles Melendres v Arpaio.; es decir, los conductores latinos.

Iafrate instruyó a Bailey y Sheridan que “no revelaran” la existencia de las identificaciones al monitor, mientras que ella “investigaba” el asunto para Sheridan.

Unos días más tarde, en una reunión entre el personal del monitor y personal del MCSO, Iafrate y Bailey estaban sentados uno junto al otro, cuando uno de los monitores preguntó a Bailey si habría ” investigaciones de asuntos internos relativas a documentos de identidad.”

Bailey volvió su mirada hacia Iafrate, quien “me miró, y dijo que no,” una respuesta que el repitió, aunque él era muy consciente de las órdenes del Juez Snow sobre este tema.

El capitán dijo que su respuesta a los monitores fue falsa, “basada en el consejo de un abogado”. Si pudiera hacerlo otra vez,” hubiera contestado de la misma manera”.

¿Iafrate ha aconsejado a su cliente – un policía jurado -a mentir al monitor de la corte y desobedecer la orden de un juez? Claro que parece de esa manera.

Curiosamente, Iafrate no estaba en la sala del tribunal como Bailey testificó.

Cuando Masterson tuvo su oportunidad de re-dirigir la declaración, el hombre delgado con bigote preguntó Bailey sobre su respuesta a los monitores.

Técnicamente, Bailey afirmó, su respuesta no era del todo falsa, porque Sheridan le había pedido detener la investigación interna, aunque fuera temporalmente.

Por lo tanto, no hubo casos pendientes relacionados con las identificaciones, a menos que (como la mayoría de la gente podría pensar) una investigación interna en pausa cuenta como pendiente.

A partir de ahí, se podía ver que la abogada Wang se moría por que Masterson pusiera fin a su interrogatorio, para que ella pudiera continuar con Bailey, y lo golpearan (metafóricamente) hasta la sumisión.

Pero ella tendría que esperar, ya que Masterson agotó el resto del tiempo de la corte el miércoles.

Anteriormente, bajo la insistencia de Wang, Bailey se unió a las filas de los que habían expresado serias dudas acerca de la investigación de Seattle, como el ex abogado de Arpaio Tim Casey, el sargento Travis Anglin y el teniente Kim Seagraves.

Bailey dijo que determinó desde el principio que Montgomery  “no es creíble” tan pronto como se enteró de la investigación. Como jefe de investigaciones especiales, Bailey fue el encargado de aprobar los pagos a Montgomery con fondos estatales RICO, lo que él creía que era inadecuado.

Finalmente, se negó a firmar en los pagos en efectivo a Montgomery y otros gastos relacionados con Seattle. Sheridan le ordenó enviar las solicitudes de aprobación de los fondos del informante confidencial a la sede MCSO, donde, como sabemos por documentos del MCSO, otros los aprobaron, como Sheridan y Subjefe MCSO de Scott Freeman.

Bailey dijo que la tarjeta de adquisición de Anglin, la llamada tarjeta-P, una especie de tarjeta de crédito del condado, fue activada para hacer compras que no fueran de gasolina, por lo que Bailey dijo las tarjetas-P se utilizan normalmente.

En una reunión de enero 2014, donde se discutieron la información provista por Montgomery, Arpaio mostró a Bailey un diagrama de flujo hecho por Montgomery de una conspiración falsa contra Arpaio que implicaba al Juez Snow, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y otros.

Bailey dijo que la vió y se la regresó a Arpaio, diciéndole que no había nada para él.

“No sabes,” Arpaio amonestó.

“Yo sé”, dijo Bailey, que respondió.

El capitán dijo que varios abogados estuvieron presentes en la reunión, y había “un sentimiento general de que [Montgomery] no era creíble.”

Pero una persona estaba lista para brincar a la aventura de Seattle: el jefe de MCSO, Arpaio.

Arpaio les dijo que quería hacer un seguimiento de las afirmaciones de Montgomery.

Inicialmente, Mackiewicz trabajó en la operación Seattle con Zullo. Pero Bailey dijo Sheridan se quejó de que Mackiewicz necesitaria supervisión, en parte porque “su tiempo extra estaba fuera de control.”

Actualmente, Mackiewicz está bajo investigación penal y administrativa por la Oficina del Procurador General de Arizona y MCSO. Las acusaciones contra él implican el abultamiento de su tiempo extra en la “investigación” de Seattle, y que Montgomery estaba construyendo equipo computacional para él.

A pesar de haber sido entrenado por su abogado sobre la posibilidad de invocar la Quinta Enmienda, lo que es su derecho a negarse a la autoincriminación, Mackiewicz no tenía que hacerlo, aunque en un momento, se acercó a hacerlo.

Cuando las preguntas de su interrogador, la abogada de los demandantes Michelle Morin, viraron en las acusaciones contra él,  este leyó una declaración preparada al efecto que se le había dado un aviso de investigación de la MCSO y le fue dicho que “no podía discutir” nada que ver con ello.

El abogado de Mackiewicz se levantó para señalar que MCSO puede disciplinar a su cliente si hablaba en este punto.

Pero el Juez Snow ordenó a Mackiewicz a testificar, y llevar el asunto con él si MCSO trataba de disciplinarlo

 Irónicamente, Mackiewicz habló con New Times sobre las acusaciones contra él, respondiendo a algunas preguntas, y ofreciendo una evaluación vulgar de los motivos del juez Snow.

Esto no ocurrió bajo su interrogatorio por la abogada Morin, quien preguntó a Mackiewicz si Arpaio quería saber si una ex novia de Mackiewicz había sido “el soplón”, alimentando la información a los medios.

Mackiewicz admitió que Arpaio “preguntó quién estaba filtrando información a los medios”, pero que se trataba de rutina debido a que las fugas “podrían destruir [una] investigación en el largo plazo.”

Morin pasó la mayor parte de su tiempo preguntando a Mackiewicz acerca de ciertos documentos para entrarlos como evidencia. Ella terminó abruptamente su examen directo de Mackiewicz alrededor de 10:05 am.

Aunque los abogados de los demandantes después evitaron las preguntas de los periodistas sobre este cuestionamiento truncado de un testigo clave, ésta puedo haber sido necesaria por el hecho de que el socio de Mackiewicz en la investigación de Seattle, Mike Zullo, aún no se ha depuesto.

Tendría sentido que los demandantes no querrían descubrir la mano de cartas que tienen para Zullo antes de él llegar bajo juramento.

Como se ha informado, Zullo se presentó a una deposición programada el 23 de octubre, pero se negó a responder a las preguntas hasta que pueda conseguir un abogado.

Ya sea con abogado o sin él, es probable que sea depuesto de la próxima semana, ya que el Juez Snow autorizó a los demandantes para reprogramar la deposición.

En cuanto a la afirmación de Zullo que algunos de los documentos que ha proporcionado a través del descubrimiento pueden estar protegidos por la Quinta y la Cuarta Enmienda, el Juez Snow parecía escéptico de que cualquiera de estos argumentos podrían tener éxito.

En un momento dado, Snow dijo que había investigado el tema y que la “Quinta Enmienda realmente no aplica a los materiales y documentos.”

Si Zullo presenta una orden de protección para el viernes sobre los documentos en disputa, los cuales están en posesión del abogado Joe Arpaio Popolizio, el Juez estima que no le llevará mucho tiempo para emitir su juicio.

Durante una discusión sobre esa cuestión, Popolizio dijo que creía que Zullo iba a presentar algo a la corte pronto, pero que no quería dar más detalles, al mismo tiempo que afirmó que en este momento su bufete, Jones, Skelton, Hochuli, no representan Zullo.

Tras el interrogatorio inicial de Morin, Mackiewicz pasó otra hora y media en el estrado, respondiendo a las preguntas de Popolizio, entonces Morin interrogó de nuevo, y, finalmente, el juez Snow.

En su mayor parte, el testimonio de Mackiewicz de la mañana del miércoles apoyó la línea desarrollada por Arpaio y Sheridan, que estaban realmente investigando el robo de la CIA de información bancaria de 150,000 residentes del condado de Maricopa, en vez de un complot contra Arpaio que implicaba al Juez Snow.

Aun así, Mackiewicz admitió que Zullo tenía una línea directa a Arpaio y habló con el sheriff más que él.

Él admitió que Zullo tuvo conversaciones con Arpaio que no estaba al tanto, a pesar de que el tenia más rango que el posse voluntario.

Mackiewicz dijo que había sido advertido por Sheridan al menos tres veces de no investigar al juez Snow o el certificado de nacimiento del presidente Obama, pero Mackiewicz dijo que nunca transmitió ese mensaje Dennis Montgomery.

Montgomery “frecuentemente” mencionó el nombre del Juez Snow, dijo Mackiewicz, y produjo una línea de tiempo y un diagrama de flujo de la conspiración.

Mackiewicz ofreció otra versión de un incidente ocurrido en noviembre de 2013, donde Montgomery, Zullo y Mackiewicz estaban buscando el nombre del Juez Snow en línea y en la base de datos de Montgomery de la información que el informante confidencial supuestamente había adquirido mientras trabajaba para la CIA.

Mackiewicz dijo que Montgomery les estaba ofreciendo una demostración de su base de datos mediante la búsqueda de diversos nombres en ella.

“Mike [Zullo] dijo: ‘¿Cuál es el nombre del juez en la [Melendres] demanda?'”, Recordó Mackiewicz.

Entonces Montgomery “se puso en la Internet”, donde se encontraron con el nombre del Juez Snow y entraron el nombre en la base de datos.

El nombre del Juez Snow “se apareció” Mackiewicz dijo a la corte, pero “eso era en lo que le pasó”, al menos en lo que Mackiewicz le concierne. O al menos eso es lo que dice.

Mackiewicz admitió que Montgomery alimentaba información al MCSO, indicando que los teléfonos celulares de Sheridan y de Arpaio estaban siendo intervenidos por las autoridades federales, pero afirmó que no se le pidió investigar la cuestión.

Esto parece contradecir sus declaraciones de viajar a Washington, DC, en tres ocasiones, una vez con Montgomery, a buscar el consejo de juez federal Royce Lamberth, ex jefe de la Corte de Vigilancia de Inteligencia Extranjera de Estados Unidos.

El Juez preguntó sobre estas reuniones con Lamberth, que Mackiewicz dice fueron creadas por el abogado Larry Klayman, quien se dedica a investigar la autenticidad del certificado de nacimiento del Presidente Obama.

Algunos de los números falsos de teléfonos intervenidos y diagramas de flujo de Montgomery alegaban que el Juez Snow había emitido órdenes de al menos algunas de las intervenciones telefónicas. Snow quería saber si estos habían sido presentados a Lamberth, junto con los otros.

Mackiewicz admitió si lo habían hecho. También afirmó que Lamberth “no dijo nada acerca de ellos,” cuando el juez examinó un trozo de papel con los supuestos números telefónicos intervenidos en él.

“[Lamberth] miró a los números, como diciendo…. eso es bastante interesante, y entregó hoja”, dijo Mackiewicz.

Esto contradice el testimonio de Sheridan, quien dijo a la corte que Lamberth dijo que los números telefónicos intervenidos parecía legítimos, y que esta información dio a Montgomery cierta credibilidad con la MCSO.

Sheridan no estuvo en las reuniones Lamberth, y su conocimiento de estas provenía de Mackiewicz.

Sorprendentemente, a pesar de una evaluación encargada por la MCSO a finales de 2014 a ex empleados de la Agencia de Seguridad Nacional, que declaró Montgomery ser un “fraude total y completo”, Mackiewicz todavía se creía la palabrería de Montgomery.

“Sigo pensando hasta el día de hoy que hay un poco de credibilidad a lo que Montgomery estaba diciendo “, le dijo a Snow.

Lo cual no es un comentario brillante sobre el calibre de los detectives del  MCSO.

El testimonio continúa esta mañana con Bailey, entonces la abogada Wang tendrá otra oportunidad de preguntarle a él..

ACLU puede llamar a un par de testigos relacionados con los documentos que quieren integrar en la evidencia, o no, si la defensa está de acuerdo en dejar que se presenten esos documentos sin objeción.

No habrá corte el viernes. Los demandantes todavía quieren deponer a Zullo, pero no tiene caso llevarlo a testificar si él simplemente toma la Quinta, invocando su derecho a negarse a la auto-incriminación.

La defensa tiene dos testigos que quiere llamar, uno de los cuales es Sheridan. Pero Sheridan no estaba en la corte el miércoles, supuestamente debido a un dolor de espalda. Lo que podría retrasar aún más las cosas, dependiendo de cuánto tiempo él está fuera.

De lo contrario, el testimonio podría estar terminado para la próxima semana. Actualmente, los argumentos orales están programados para el 10 de noviembre.

Para Tweets en vivo durante los descansos en las audiencias por desacato, sigue a @StephenLemons o busca  #ArpaioContempt en Twitter.