Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

Trump Determinado en Encarcelar a Niños Inmigrantes

Fotosearch_k9034743
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

La administración de Trump continúa con su implacable ataque en contra los inmigrantes, los niños y familias que solicitan asilo, a pesar de la indignación nacional y mundial.

Primero ordenó la separación de familias y el encarcelamiento de niños tan pequeños como bebes como un remedio cruel para detener una ola de solicitantes de asilo que huyen de la violencia de las pandillas en América Central.

Más tarde, a pesar de una orden judicial decisiva y una fecha clara para reunir a las familias, incluídos los inmigrantes ya deportados, su Departamento de Seguridad Nacional (DHS) arrastra los pies y no cumple con todas las reunificaciones ordenadas por la corte. DHS continúa trabajando lentamente, con más de 400 familias aún por reunirse.

Ahora, vilmente, está tratando de debilitar un acuerdo judicial que ordena la liberación de niños inmigrantes detenidos para encarcelarlos indefinidamente.

Sí. INDEFINIDAMENTE.

La semana pasada, la Casa Blanca propuso nuevas reglas que buscan mantener a los padres e hijos migrantes juntos en detención hasta que su caso sea llevado ante un juez en un tribunal de inmigración, según el abogado Efrén Olivares, de la organización sin fines de lucro Proyecto de Derechos Civiles de Texas.

Con esta situación, los Estados Unidos y Australia son las únicas democracias occidentales que encarcelan a niños inmigrantes como política pública.

Las implicaciones son enormes. Además de la absoluta inhumanidad de encarcelar a menores, el gobierno federal asume una gran responsabilidad cuando alberga a jóvenes inmigrantes.

Ya hemos escrito en Lacey y Larkin Frontera Fund sobre las consecuencias: los medios denuncian abusos sexuales a menores detenidos, medicación forzada, alojamiento en instalaciones inadecuadas y la muerte de una menor pocos días después de su liberación de un centro de detención familiar, por una infección contraída durante su estancia en dicho centro en Texas.

Desde que los tribunales intervinieron y ordenaron que la administración Trump reúna y libere a los niños, el equipo Trump está tratando de impugnar un acuerdo judicial de 1997 conocido como Flores v. Reno. Este acuerdo judicial, que es legalmente vinculante, limita cuánto tiempo se puede mantener bajo custodia a los niños migrantes.

Flores v. Reno afirma que los niños no deben ser detenidos más de 20 días cuando sea posible y establece que los niños deben mantenerse en las “condiciones menos restrictivas”.

El abogado Olivares, en una entrevista con NPR, dijo que la administración Trump está tratando de eludir ese acuerdo legal que se ha practicado durante más de 20 años.

El Departamento de Seguridad Nacional de Trump “ha propuesto regulaciones que terminarían el acuerdo y les permitiría encarcelar a niños y adultos, muchos de los cuales no solo nunca han cometido un delito sino que son solicitantes de asilo, durante muchos meses y, en algunos casos, incluso años”, dijo Olivares.

Como resultado, la cantidad de familias y niños encarcelados está creciendo.

Aunque supuestamente la separación familiar fue detenida por los tribunales, Olivares dijo que los menores se separan cuando el adulto que acompaña al niño no es la madre o el padre, sino hermano, tío, sobrina o sobrino.

Esta encarcelación en masa continúa siendo un gran problema, especialmente en el sur de Texas, donde están llegando los solicitantes de asilo de América Central.

Para ser justos, el gobierno de Obama también buscó debilitar Flores v. Reno y expandió la detención familiar, pero Trump realmente está intensificando los esfuerzos en el encarcelamiento familiar de inmigrantes.

“El problema es que ahora las cosas están empeorando. Y tratar de detener a los niños indefinidamente es una propuesta de política muy, muy problemática que va en contra de los estándares internacionales de derechos humanos cuando se trata de niños “, dijo Olivares.