Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

Trump Elimina las Prioridades en Inmigración Poniendo Comunidades y Ciudadanos en Peligro

Chrome Legacy Window 3132018 13211 PM
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

Desde el comienzo de su campaña para la presidencia, Trump ha atacado a la comunidad inmigrante con mentiras indignantes. Él ha pintado a los inmigrantes como “hombres malos” (y mujeres desagradables), violadores, narcotraficantes y criminales.

Ahora que Trump es presidente, la retórica de la campaña se ha trasladado a procesos de gobierno y política pública. Puedes ver cuándo la política de inmigración cambió oficialmente al leer su orden ejecutiva emitida el 25 de enero de 2017, llamada “Mejorando la seguridad pública en el interior de los Estados Unidos”.

Las administraciones anteriores habían dado prioridad a los inmigrantes que representaban un peligro para la comunidad, ya que el seguimiento ciego de las leyes de inmigración cuesta más dinero, tiempo y recursos humanos de los que Estados Unidos podía permitirse asignar.

La administración de Trump ha cambiado las prioridades de las políticas de inmigración para atacar a todos los inmigrantes, sin importar lo valioso que sea el individuo para su familia y la comunidad. De hecho, el término “prioridad” ahora es nulo.

Todos los inmigrantes indocumentados son blancos de detención y deportación.

Cuando las prioridades de inmigración son inexistentes, los resultados son desastrosos. Aquí, puedes ver un video viral de una madre que fue secuestrada de una calle en California por agentes de ICE mientras sus hijos gritan de terror. No hubo ninguna orden de detención o evidencia de conducta criminal para su arresto.

ICE respondió a la indignación que produjo este video al calificar la acción como “una operación dirigida a arrestar a una mujer que presuntamente tiene vínculos con una organización transnacional de contrabando”.

El Consejo Americano de Inmigración (American Immigration Council)  publicó un documento la semana pasada que describe lo que significa el abandono de las prioridades y el impacto que tiene en las comunidades.

Lea el estudio completo aquí.

El Pasado

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) bajo Trump se aleja de la directriz y los memos del ex secretario del DHS, Jeh Johnson, que especificaban las prioridades de cumplimiento de la ley de inmigración (detención y deportación) para dar prioridad a individuos que:

1.-amenazan a la seguridad nacional o seguridad pública, incluida la mayoría de los migrantes con condenas penales de cualquier tipo;

2.-migrantes indocumentados que recientemente cruzaron la frontera; y

3.-los migrantes que no atendieron a una orden previa de expulsión o que volvieron a ingresar al país después de ser deportados.

Esto no sucede ahora.

Discresion Procesal

Con este dramático cambio de política, el DHS restringe severamente la capacidad de los agentes de inmigración y los tribunales para ejercer la discreción procesal o para considerat la situación de la persona (si contribuye a la comunidad, si tiene una vida honrada, si tiene hijos o familia que dependen de él) al tomar decisiones sobre el caso.

Los números hablan por sí mismos. Según el estudio del American Immigration Council, citando estadísticas de ICE, “entre el 25 de enero de 2017 y el final del año fiscal 2017 (30 de septiembre de 2017), ICE realizó 110,568 arrestos, un 42 por ciento más de los 77,806 arrestos realizados durante el mismo período en 2016 “.

Estadisticas engañosas 

ICE también proporcionó una serie de estadísticas cuestionables. Por ejemplo, ICE declaró que el 92 por ciento de los arrestos durante ese tiempo fueron de personas que tenían condenas penales o cargos penales pendientes. Pero el estudio del American Immigration Council señala que es problemático para ICE agrupar a personas condenadas por crímenes con aquellos que solo están acusados de un delito.

Además, el DHS clasifica a las personas como “delincuentes” incluyendo a personas con problemas menores de tráfico vehicular, delitos de inmigración (que son cargos civiles, no criminales) y posesión de drogas (en contraste con tráfico de drogas), lo que hace que la contabilidad sea engañosa.

La administración de Trump está haciendo realidad sus promesas de campaña de criminalizar a todo un grupo de individuos.

¿A dónde conduce todo esto?

Nosotros en Arizona sabemos.

Cuando la administración actual dedica recursos a perseguir a personas inocentes, existen menos recursos para investigar crímenes reales.

Simplemente pregúntale a los residentes del condado de Maricopa qué sucedió cuando las cruzadas de inmigración de Arpaio y las patrullas anticonstitucionales de saturación de inmigración que robaron recursos para la investigación de cientos de casos de abuso sexual infantil.

“Este cambio de las prioridades de aplicación y hacia la aplicación ciega es socialmente destructivo. En el nivel más pragmático, desperdicia recursos finitos de aplicación de la ley sobre la aprehensión y expulsión de personas que no representan ningún peligro para la seguridad pública “, afirman los autores del estudio, señalando que esta aplicación draconiana de la inmigración desgarra el tejido social de los EE. UU.

Además, los hombres y mujeres atrapados en este esfuerzo equivocado son muy probablemente padres de ciudadanos estadounidenses y tienen conexiones extensas con sus comunidades. 4.1 millones de niños ciudadanos de EE. UU. viven con al menos un padre indocumentado.

La falta de prioridades significa menos recursos para perseguir a los delincuentes y trae pobreza y dificultades a cientos de miles de familias. No es bueno para los Estados Unidos.

Lacey y Larkin Frontera Fund te ofrece analisis de las noticias de inmigración.