Noticias Frontera Fund Trump en la Mira

Trump Quiere Fisgonear Nuestros Medios Sociales…y Mucho Más

Trump snooping
Carmen Cornejo
Written by Carmen Cornejo

El gobierno está intentando espiarnos, fisgoneando nuestras publicaciones en los medios sociales. La semana pasada, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) anunció que inspeccionara las publicaciones de las redes sociales de todos los inmigrantes, incluyendo residentes permanentes e incluso ciudadanos naturalizados como yo.

La última vez que revisé, este es un país libre donde tenemos libertad de expresión protegida y consagrada en la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Pero sabemos que Donald Trump no cree en los principios de este país, por lo que sus esbirros están trabajando horas extras para socavar nuestras libertades.

Las nuevas directivas fueron publicadas por el Federal Register la semana pasada. La vigilancia pretende incluir “los medios de comunicación social, los nombres, alias, la información identificable asociada y los resultados de búsqueda”, según la publicación The Hill.

DHS también emitió un aviso sobre el monitoreo y almacenamiento de “datos de fuentes públicas (incluyendo información de medios sociales) y recopilará información de una gran cantidad de fuentes, incluyendo proveedores de datos comerciales y fuentes públicas tales como medios de comunicación social, medios de prensa e Internet”, según la publicación de tecnología Wired.

La política no tiene objetivos claros, parámetros o directrices y es más un esfuerzo para lanzar una red amplia contra millones y millones de personas.

Nuestros aliados en ACLU reaccionaron rápidamente:

Faiz Shakir, director político nacional de la Unión Americana de Libertades Civiles, declaró:

“Esta nota en Registro Federal deja claro que el gobierno tiene la intención de conservar la información de las redes sociales de las personas que han emigrado a este país, destacando a un enorme grupo de personas para mantener archivos sobre lo que dicen. Esto sin duda tendrá un efecto de desalentar la libertad de expresión que se expresa cada día en los medios de comunicación social. Este enfoque colectivo es ineficaz para proteger la seguridad nacional y es un ejemplo más de la agenda en contra la inmigración de la Administración Trump “.

Los analistas de los derechos digitales también señalan que la política no tiene objetivos claros, parámetros o directrices y es más un esfuerzo para lanzar una red amplia contra millones y millones de personas.

Estas acciones del gobierno federal deben asustar no sólo a los inmigrantes, residentes permanentes y ciudadanos naturalizados, sino a todas las personas, ya que la vaguedad de la directiva significa un pase libre para potencialmente infringir los derechos de los asociados de los investigados, también.

En cuanto al efecto para desalentar la libertad de expresión o la autocensura, Adam Schwartz, abogado de la organización de derechos digitales Electronic Frontier Foundation, dijo: “La gente se puede censurar a sí misma porque están preocupados de alcanzar a una mejora de estatus – de pasar de una visa de estudiante a una visa de trabajado o de una visa de trabajo a una residente permanente legal o a ser ciudadano naturalizado.”

La autocensura ya puede estar ocurriendo … pero no aquí.

Una cosa es segura: no seremos silenciados. No seremos intimidados y la resistencia será victoriosa.