Archivos de Arpaio

Zullo Invoca la Quinta, Una, y Otra, y Otra Vez

youngandgals
El abogado de los demandantes Stan Young, quien puso en aprietos a Mike Zullo con sus agudas preguntas, contesta a las reporteras. Foto Stephen Lemons/ New Times
Stephen Lemons
Written by Stephen Lemons

¡Qué alguien llame al libro Guinness de records mundiales! El comandante voluntario Posse de Casos Fríos del Alguacil, Mike Zullo, puede reclamar el honor.

El martes en la corte federal, durante lo que es probablemente la última semana de testimonio en el caso de desacato civil del Alguacil Arpaio enfrente del Juez de la Corte Federal de los Estados Unidos G. Murray Snow,  Zullo invocó su derecho a la Quinta Enmienda en contra de la auto incriminación 40 veces en 15 minutos, contestando pregunta tras pregunta del Abogado de los demandantes, Stanley Young, con alguna  versión de, “estoy tomando la Quinta, señor.”

Esos 15 minutos llegaron justo antes de que el juez Snow marcara el receso del día a las 5:00 pm. Zullo y el abogado Young apenas estaban empezando.

Verás, el 9 de noviembre, Zullo invocó a la Quinta Enmienda y a su derecho a negarse a auto-incriminarse 347 veces aproximadamente, durante casi 4 horas de testimonio mientras que el abogado Young le disparaba preguntas relacionadas con la llamada investigación de  Seattle y del informante confidencial que se encuentra al centro de ella,  Dennis Montgomery.

En corte y durante su deposición, Zullo no fue representado por ningún abogado y esa es una de las razones por lo que dice que no contestará preguntas.

Él también teme a la posibilidad de ser acusado formalmente por las autoridades federales.

Zullo regresará el jueves a enfrentar más preguntas. Fuera de la corte, él prácticamente invocó a la Quinta, otra vez, diciendo a los reporteros “esto se trata de los procesos legales, no de la criminalidad o de la inocencia”.

Pero mientras que usa su derecho en contra de la auto-incriminación la cual es una atesorada protección constitucional, es un evidente que invocando la quinta hace al defendido parecer que tiene algo que ocultar.

Lo que sin duda explica porque Zullo aparecía tan incómodo el martes, cuando el abogado Young le hizo docenas de preguntas: sí Arpaio  había dado instrucciones a Zullo de buscar información sobre el Juez Snow, si Zullo había grabado las reuniones con Arpaio y otros (lo que sabemos sí hizo), si Zullo le pidió a Montgomery mapear las llamadas telefónicas que involucraban al Juez Snow, y esas cosas.

Uno de los intercambios más interesantes del martes ocurrieron al principio de la interrogación de Zullo, cuando el abogado Young le preguntó a Zullo si había discutido con los abogados de Arpaio de invocar la Quinta.

El abogado principal de Arpaio John Masterson se paró para objetar el comentario, concediendo que él y sus colegas abogados “han tenido conversaciones con el testigo”, pero que esas discusiones están protegidas por la relación privada, privilegiada entre abogado y su cliente.

El Juez Snow preguntó a Masterson si su firma Jones, Skelton, Hochuli representa a Zullo, un asunto que se ha presentado varias veces, con el abogado Masterson o su colega Joe Popolizio aparentemente cubriendo sus respuestas.

“Yo no voy a dejar que usted juegue al si-o-no,” el Juez Snow le dijo a Masterson, ordenándole que eligiera una opción.

“Nosotros no representamos al testigo,” respondió Masterson”, pero podemos tener conversaciones [protegidas] con él.”

El Juez Snow no compró ese argumento y anuló la objeción.

Zullo dijo que había hablado con “tanto Popolizio y Masterson” acerca de tomar la Quinta “, meses atrás, y sólo un par de días antes de la deposición.”

Fue una de las pocas veces Zullo no tomó la Quinta.

Anteriormente, Zullo ha declarado que cree que Popolizio y Masterson le representaban hasta dos días antes de su primera deposición programada el 23 de octubre, que fue interrumpida debido a que Zullo dijo que ya no tenía abogado.

Desde entonces, el condado de Maricopa ha rechazado una petición de Zullo, pidiendo que pague por su representación en el juicio civil de desacato de Arpaio.

El abogado Young continúo con algo único.

“¿Acaso Popolizio o Masterson le piden invocar la Quinta?” el abogado Young le preguntó.

Zullo, como era previsible, tomó la Quinta.

Masterson entró en la conversación diciendo que él no creía que había algo incriminatorio sobre la posible respuesta de Zullo.

El Juez Snow ordenó entonces a Zullo a responder, pero antes que Zullo pudiera hacerlo, el abogado Young retiró la pregunta, y continuó preguntando a Zullo acerca de Montgomery y la investigación de Seattle.

“¿Arpaio le pedía de mantenerlo al tanto [sobre la investigación de Seattle]”? Snow preguntó.

“Tomo la Quinta, señor”, respondió Zullo.

¿Pidio Zullo a Montgomery faxear a Arpaio una línea de tiempo que detalla una conspiración contra Arpaio que implica al Juez Snow como uno de los conspiradores?

Una vez más, Zullo tomó la Quinta.

¿Dio Zullo los números de teléfono celular de Arpaio y de Sheridan a Montgomery, para su inclusión en la línea de tiempo que se enviara a Arpaio?

¿Discutió Zullo sobre el ex Senador por Arizona Jon Kyl con Arpaio?

¿La información sobre las supuestas intercepciones telefónicas al teléfono de Arpaio fueron presentadas al juez federal Royce Lamberth en Washington, DC?

¿Estuvo Zullo preocupado por haber dado a Lamberth información falsa durante las reuniones con el jurista, la cual fue organizada por el abogado de Montgomery, Larry Klayman?

Zullo, observándose molesto, invocó la Quinta para todas las preguntas.

Ya que Zullo invocó la Quinta en la mayoría de las preguntas planteadas a él durante su deposición del 9 de noviembre (y continúa haciéndolo en la corte), los demandantes han presentado una moción solicitando que el Juez Snow infiera conclusiones desfavorables de la negativa de Zullo, y admita una serie de piezas de evidencia impugnadas, que incluyen correos electrónicos, fotos, y cinco grabaciones de audio de las reuniones realizadas por Zullo, que cuentan con las voces de Arpaio y otros dentro de los procedimientos de la corte para su consideración.

Algunas partes de dos de esas grabaciones fueron presentadas en la corte por el abogado Young durante el interrogatorio al capitán del MCSO Russ Skinner, ex comandante de la división de estándares de la de la agencia.

El testimonio de Skinner ocupó la mayor parte del martes, y en gran medida consistió en responder a las preguntas de Popolizio sobre la cantidad acciones que el MCSO ha tomado para cumplir con las órdenes del Juez Snow en el caso subyacente de los derechos civiles, Melendres v. Arpaio.

Pero los periodistas que cubren el juicio se animaron cuando el abogado Young trató de introducir un par de grabaciones de audio de Zullo como evidencia, teniendo a Skinner, que no era parte en las grabaciones, tratado de reconocer la voz de Arpaio.

De acuerdo con las preguntas del abogado Young sobre la misma grabación, desde la transcripción del 9 de noviembre de la deposición de Zullo, el primer archivo de audio reproducido el martes fue de una reunión de octubre de 2013, con Zullo y Arpaio presentes, junto con el ex multimillonario Timothy Blixseth, el hombre que puso a Montgomery y la MCSO juntos.

Una voz masculina no identificada se puede escuchar diciendo algo sobre “el fruto del árbol venenoso”, y una voz grave que sonaba como la de Arpaio habla sobre los fiscales que no tienen “las bolas” de tomar ciertos casos”.

Skinner identificó la voz distintiva de Arpaio. Así que el abogado Young pidió la admisión del archivo de audio como evidencia.

Pero el abogado Masterson se opuso, y el juez Snow sostuvo la objeción.

(Durante la deposición de Zullo, el abogado Young describió parte de esta misma grabación, donde Blixseth está diciendo al Alguacil Arpaio y los otros en esa reunión que Dennis Montgomery había hackeado en “algo que tiene que ver con” ex-Secretario de Justicia, Eric Holder y  el ex asistente de Fiscal General, Lanny Breuer.)

Young le preguntó a Skinner sobre otra grabación supuestamente hecha por Zullo. Y reprodujo una parte del audio.

Una voz masculina no identificada se puede escuchar diciendo “Dennis Montgomery hizo esto”, y “él es un genio de las computadoras.”

La voz describe cómo Montgomery y un “socio” estaban “trabajando para la CIA”, y habían decodificado mensajes secretos en “las emisiones de Al Jazeera.”

“Pero todo era una mierda”, dice una voz.

Esta grabación también no se introdujo en la evidencia.

La transcripción de la deposición del 9 de noviembre es una lectura tentadora. Las implicaciones de las preguntas del abogado Young y de los lapsos ocasionales de Zullo al invocar la Quinta retan a la mente con carreras contra la especulación.

Toma como ejemplo el siguiente diálogo, donde el abogado Young le pregunta a Zullo sobre otro archivo de audio, después de reproducir una parte de él.

Young: Mr. Zullo, usted le preguntó al señor Montgomery una pregunta acerca de lo que podrías hacer si querías destruir la vida de alguien – alguien con la información que el señor Montgomery tenía. ¿Tuvo usted a alguien en particular en mente –

Zullo: ¡Oh, Dios!

Young: ¿Cuándo hizo esa pregunta?

Zullo: No — Invoco la Quinta.

Young: Bien, la misma pregunta acerca de su comentario al señor Montgomery sobre destruir económicamente a alguien. ¿Tuvo a alguien en particular en mente cuando usted hizo esa pregunta?

Zullo: Estoy tomando la Quinta. Sr. Young, que la grabación debe asustar la mierda de ustedes, porque asustó el infierno fuera de mí.

Young:¿Y qué fue lo que asustó –

Young: — tanto?

Zullo: Eres un tipo inteligente. Capaz. Tú eres – un tipo inteligente.

Young: Bien, usted pensó que usted podría emplear esa capacidad en contra del juez Snow; ¿correcto?

Zullo: Invoco a la Quinta.

Aunque Arpaio y su Jefe Adjunto Jerry Sheridan sostienen que esa costosa investigación de Seattle era todo acerca de la investigación del robo de información bancaria de 150.000 residentes del Condado de Maricopa por la CIA, hay una montaña de evidencia que sugiere que Arpaio estaba buscando causar conflicto o simplemente tomar represalias contra el juez Snow, cuyas decisiones en el 2013 en contra de la MCSO, cuando declaró a la agencia y a Arpaio culpables de discriminación racial, colocando a Arpaio en una caja de la que no puede escapar.

Y si el Juez Snow dictamina que las evidencias de las cuales Zullo se niega a testificar pueden ser admitidas como prueba, esa montaña promete crecer a proporciones del monte Everest.

Después de que Zullo complete su testimonio, se espera que Sheridan sea llamado al estrado por la defensa, asumiendo que sus dolencias de espalda se lo permitan. Si Sheridan no puede testificar, la defensa puede llamar a un testigo de reemplazo.

No hay corte hoy debido a la celebración del Día de los Veteranos. El juicio se reanudará el jueves a las 9 a.m.